Cosas buenas del Coronavirus en Koh Tao

Cosas buenas del Coronavirus en Koh Tao

Reflexiones de cuarentena en Koh Tao

No pretendo desdramatizar. Este virus es un drama, una tragedia y una catástrofe a nivel económico y, sobre todo, humano.

Jamás en nuestra vida habíamos vivido un momento de tanta incertidumbre, tensión, angustia y pesimismo.

Pero es precisamente por eso que estamos obligados a encontrar aspectos positivos a esta situación, porque es nuestra mejor manera de lidiar con ella y la única posible para mantener el optimismo y las ganas.

Así que permíteme que te cuente cinco cosas buenas que el Coronavirus ha dejado en Koh Tao. Porque necesito escribirlo probablemente más que tú leerlo.

Antes de nada, tengo que aclarar que, a día de hoy, la isla se ha librado de esta plaga y no hay ni un solo caso confirmado, en gran parte debido a la espectacular actuación de las autoridades locales a las que todos estamos profundamente agradecidos.

Una vez dicho esto, vamos a intentar poner un poco de optimismo. Estos son cinco de las cosas positivas que hemos descubierto en Koh Tao en esta crisis.

1.     La solidaridad de los restaurantes

Si has estado en Koh Tao ya sabrás que la mayoría de nuestra comunidad local vive en pequeños bungalows, la mayoría sin ningún tipo de cocina, y estamos acostumbrados a comer fuera a diario dos o tres veces al día.islatortugadivers.com koh tao restaurantes-pranees-restaurant

Todos tenemos nuestros restaurantes favoritos para ir a diario porque sabemos que nos van a dar apetitosa comida a un precio más que razonable. Además, todos conocemos ese restaurante al que ir cuando nos queremos dar un capricho o celebrar una ocasión especial. La oferta de gastronomía en Koh Tao es prácticamente infinita, y aún así, casi todos tenemos la misma rutina y los mismos tres o cuatro establecimientos a los que vamos prácticamente todos los días.

Con la alerta del Covid-19, las autoridades pidieron a los restaurantes de manera muy temprana que tan sólo ofrecieran servicio de take away y delivery para evitar los contagios. Y todos cumplieron con la norma, pero no sólo eso. Una gran mayoría de establecimientos comenzaron a ofrecer servicio de delivery, y además, un importante descuento en todo su menú para toda la comunidad local.

Más allá de los que argumenten que es sólo una maniobra de marketing para minimizar pérdidas, te puedo asegurar que muchos establecimientos con los que nos hemos puesto en contacto han rebajado tanto sus precios que no obtienen apenas beneficio. Probablemente les resultaría más rentable cerrar durante esta crisis, pero es una genuina acción de solidaridad para con la comunidad local de Koh Tao y para con sus propios empleados.

2.     La solidaridad de los caseros

La inmensa mayoría de la comunidad de expatriados de Koh Tao vivimos de alquiler. Los precios de los alquileres oscilan desde los 5000 baht al mes hasta todo lo que puedas imaginar en una gran villa de lujo con piscina privada.

Y la inmensa mayoría de la comunidad de expatriados de Koh Tao vivimos del turismo, con lo que nuestros ingresos son completamente estacionales. Si bien todos, a nuestra manera, intentamos vivir de una manera frugal y tener nuestros pequeños ahorros, muchos de nosotros no tenemos ingresos en esta crisis.

Nuestros caseros suelen ser por lo general gente local cuyo modo de vida son los alquileres. Con ese dinero no sólo dan de comer a su familia, si no que pagan a todo su staff.

Durante esta crisis, muchos nos hemos emocionado ante la solidaridad de nuestros caseros, que, haciendo un esfuerzo tremendo, han rebajado las cuotas de alquiler, cuando no aplazado por completo.

Los que llevamos viviendo un largo tiempo en nuestros hogares hemos desarrollado una relación de amistad y confianza con nuestros caseros, y a partir de este momento no podemos más que considerarlos amigos.

3.     La solidaridad de las empresas

La práctica totalidad de los que vinimos a vivir a Koh Tao desde nuestros países de origen nos dedicamos, en cualquiera de sus facetas, al sector turístico, ya sea en restauración, alojamientos o, como nosotros, al buceo.

Los dueños de las empresas para las que trabajamos podrían acogerse a la excusa de que no estamos generando ingresos y absolutamente nadie podría echarles nada en cara. Es un momento difícil para todos, cuanto menos para ellos que han invertido años de ahorros y trabajo en una empresa que en estos momentos no saben cuándo volverá a generar beneficios.

Y, sin embargo, muchos de ellos han elaborado un plan de ayudas para sus empleados, sabiendo que es un momento crítico para ellos.

Ayudas al alquiler, comidas gratuitas, revisión de los préstamos… Los empleados de Koh Tao sabíamos que trabajábamos en una familia más que en una empresa, pero esto no ha hecho más que reafirmarnos en la sabiduría de que somos unos auténticos privilegiados.

4.     Descubrir nuestra isla

¿Sabes ese dicho de que nadie es consciente de lo maravilloso que es el lugar donde vive hasta que lo ve con los ojos de un visitante? ¿Cuántas veces te ha sorprendido tu ciudad, tu pueblo, cuando has hecho de anfitrión a alguien que no lo conocía?

Eso nos pasa a los que tenemos el privilegio de vivir en el paraíso. Nos enfrascamos en nuestra rutina diaria y muchas veces nos olvidamos del honor que supone vivir en Koh Tao.

Ahora, con más tiempo libre, muchos de nosotros nos hemos embarcado en la aventura de descubrir todos esos rincones de esta isla que, por muy pequeña que sea, siempre tiene algo nuevo que te sorprende.

Respetando las estrictas normas de distanciamiento social, nos despertamos temprano con la ilusión de hacer una nueva ruta de trekking, de descubrir un nuevo mirador o de encontrarnos por casualidad con una calita recóndita que ni siquiera aparecía en los mapas.

Estamos tan enamorados del océano y de todas las maravillas que se esconden bajo su superficie que, muchas veces, nos olvidamos de que por encima de ella estamos viviendo en una islita de apenas 20 kilómetros cuadrados que cualquier de nosotros hubiera pagado por visitar una semana. ¡Y nosotros vivimos aquí! ¡Qué suerte tenemos y qué poco la valoramos!

Ahora, cuando vengas a visitarnos, no sólo sabremos indicarte dónde está ese pequeño pez Nemo o cuál es el parche de coral más bonito. Ahora también podremos aprovechar nuestro tiempo de superficie juntos para irnos a explorar esta pequeña joya esmeralda que llamamos hogar.

5.     La recuperación ecológica

En Koh Tao llevamos a cabo múltiples iniciativas para mantener el medioambiente e intentar pagar así a nuestros mares toda la alegría y belleza que nos proporcionan a diario.

Proyectos como Eco Koh Tao se encargan de realizar continuas limpiezas de playas y arrecifes y realizan una labor espectacular. Además, muchas de las escuelas nos encargamos de manera particular de organizar nuestras propias iniciativas ecológicas. En nuestro curso de Divemaster, por ejemplo, uno de los apartados que valoramos y exigimos es la ecología, dando puntos por cada una de las iniciativas que nuestros candidatos realizan para mantener nuestro ecosistema en las mejores condiciones posibles.

 

Pero no podemos ser ciegos a la realidad de que el ecosistema de Koh Tao está al límite de la saturación debido a la cantidad de gente que disfruta de él.

Ahora le hemos dado un respiro al mar. Y lo está agradeciendo. Durante nuestros viajes de snorkel podemos disfrutar de los pequeños tiburones bebé que están naciendo durante esta pausa que le estamos dando al planeta, y a simple vista se puede apreciar que las aguas están mucho más cristalinas debido a la práctica ausencia de barcos.

Además, ya no tenemos que sufrir los vertidos de deshechos de basura provenientes del continente que acaban varando en alguna de las bahías de Koh Tao.

Conclusión optimista en tiempos pesimistas

Estamos viviendo una de las épocas más negras de la historia reciente, y no hay que restarle ni un ápice de importancia ni seriedad a la situación.

Pero tenemos que seguir adelante. Koh Tao va a seguir adelante e Isla Tortuga Divers también. Y tenemos que aprovechar esta situación para aprender de nuestros errores y volver a la normalidad siendo una comunidad mucho más solidaria, mucho más agradecida y mucho más ecológica.

Estoy seguro de que cuando vengas a vernos podrás apreciarlo.

Estoy seguro de que podremos mirar el atardecer juntos y brindar por una nueva era de solidaridad, ecología y buceo.

Voy a ir poniendo la Chang a enfriar.

 



whatsapp-img
fb-messanger-img