Descubriendo el mundo marino

isla-tortuga-emfermedad-descompresiva

Descubriendo el mundo marino

A lo largo de la historia, los seres humanos se han sumergido en el medio marino para observarlo mediante la exploración científica,  la Aventura, pero tambien para sacarle beneficio.

Ya en año 4500 a. C., buzos valientes y hábiles alcanzaron profundidades de 30 metros (100 pies) tomando solo una respiracion de aire para recuperar corales rojos y conchas de madreperla. Más tarde, las campanas de buceo (estructuras en forma de campana llenas de aire atrapado) fueron bajadas al mar para proporcionar a los pasajeros o submarinistas un suministro de aire.

En 360 a. C., Aristóteles, en su Problematum, registró el uso por los buceadores esponjosos griegos de las calderas llenas de aire bajado en el mar. Sin embargo, la tecnología para moverse libremente mientras se respiraba bajo el agua no se desarrolló hasta 1943, cuando Jacques-Yves Cousteau y Émile Gagnan inventaron el Aqualung de aire comprimido completamente automático. El equipo fue más tarde llamado scuba, un acrónimo de autónomo aparato de respiración subacuática, y es utilizado por millones de buceadores recreativos de hoy.

Al usar el nuevo invento subacuatico, los buzos pueden experimentar y explorar  el océano de primera mano, lo que lleva a una apreciación más completa de la maravilla y la belleza del medio marino. Aquellos que se aventuran bajo el agua deben lidiar con muchos obstáculos inherentes al buceo en el océano, como las bajas temperaturas, la oscuridad y los efectos de una presión mucho mayor.

Para combatir las bajas temperaturas, se usa ropa especialmente diseñada. Las linternas subacuaticas y de alta intensidad se utilizan para combatir la oscuridad. Para combatir los efectos deletéreos de la presión, la profundidad y la duración de las inmersiones debe ser limitada.

FRANCE-COUSTEAU-FILES

Picture dated 1965 shows French undersea explorer Jacques-Yves Cousteau (C) having his diving costume fixed. Cousteau died 25 June at the age of 87, aides said. “Commander Jacques-Yves Cousteau has rejoined the world of silence”, said a statement by his office, adding that a tribute to the explorer, who achieved worldwide fame with his films and documentaries, would be organised in Paris.

Como resultado, la mayoría de los buceadores rara  se vez aventuran por debajo de una profundidad de 30 metros (100 pies), donde la presión es tres veces mas que en la superficie y se quedan allí menos de 30 minutos, aunque hacienda buceo tecnico podrias practicamente estar el tiempo que quisieramos a cualquier profundidad pero ta hablaremos en nuestros proximos blog del bueceo de descompresion tecnico.

Es relativamente peligroso para los seres humanos entrar al ambiente marino porque nuestros cuerpos están adaptados para vivir en la presión relativamente baja de la atmósfera. En el agua, la presión aumenta rápidamente con la profundidad, a la que cualquier persona que este buceando su cuerpo experimentara la absorcion de una cantidad de nitrogeno inusual que hay que controlar para que no exceda los limites de riesgo. El aumento de la presión en profundidad en el océano puede causar problemas para los buceadores.

Por ejemplo, una presión más alta hace que más nitrógeno sea disuelto en un cuerpo de buzo y puede causar una condición de desorientación conocida como narcosis de nitrógeno o rapto de la profundidad. Además, si un buceador asciende demasiado rápido, la expansión de los gases dentro del cuerpo puede romper catastróficamente las membranas celulares (una condición llamada barotrauma).

 

Además, cuando los buceadores vuelven a la superficie, pueden experimentar enfermedad de descompresión, que también se llama enfermedad de cajón, bends que en ingles significa doblado . Las bends afectan a los buzos que suben a la presión más baja en la superficie demasiado rápidamente, causando la formación de burbujas de nitrógeno en el torrente sanguíneo y otros tejidos (análogo a las burbujas que se forman en una bebida carbonatada cuando se abre el recipiente).

isla-tortuga-emfermedad-descompresiva

Varios síntomas pueden resultar, por hemorragia nasal y dolor en las articulaciones (lo que hace que los buzos tienden a inclinarse y doblarse , de ahí el término las bends) hasta lesiones neurológicas permanentes e incluso parálisis fatal.

Para evitarlo, los buceadores deben ascender lentamente, permitiendo que el tiempo para que el exceso de nitrógeno disuelto sea eliminado de la sangre a través de los pulmones y no pasar de los limites de tiempo de no descompresion de cada profundidad. A pesar de estos riesgos, los buceadores se aventuran a profundidades cada vez mayores en el océano. En 1962, Hannes Keller y Peter Small hicieron una inmersión de océano abierto desde una campana de buceo a un entonces record.



whatsapp-img